Política sobre cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. close

IMEPA



Novedades

Ver todas las noticias 19 Septiembre 2018

LA INDUSTRIA PANIFICADORA TIENE POTENCIAL IMPORTANTE SEGÚN LA UNIV. DE SAN MARTÍN.

SE CREARÍAN CASI 4.000 EMPLEOS CON MAS EXPORTACIONES DE HARINA DE TRIGO
Si en 2.019 la Argentina produjera y exportara un millón de toneladas de harina de trigo, el aporte al PIB sería de 0,03% en tanto que el fisco recaudaría alrededor de $672 millones más, sin contar el mayor consumo que derivaría de la creación de empleo.

En rigor, el efecto multiplicador de los molinos en la economía es de 3,9; incluyendoel sector primario, serían unos 3890 nuevos empleos. Sólo para movilizar el trigo para la producción de las 350.000 toneladas extras de harina se harían 15.600 viajes en camión.

Los datos se desprenden de un trabajo de la Univ. Nacional de San Martín, de los economistas Adrián Gutierrez y Agustina Ciancio, que también plantean que si las exportaciones de esa harina crecieran 100.000 toneladas (alrededor del 15%) aportarían al PBI un adicional del 0,062% por el impacto de la cadena en la actividad en general.

En el primer semestre del año, según datos oficiales, las operaciones del complejo triguero crecieron 5,6% interanual y sumaron U$S 1585 millones. El reporte señala que si se diera la evolución proyectada se crearían unos 6750 empleos adicionales.

En la última campaña se produjeron 18,7 millones de toneladas de trigo, 60% más que la anterior. En 2017 la Argentina exportó 700.000 toneladas de harina de trigo (fueron más de 900.000 consideradas solo en equivalente trigo). Fue el cuarto vendedor en el mundo detrás de Turquía, Kazajistán y Alemania.

El estudio analizó el valor de industrializar la materia prima. Apuntó que la industria panificadora tiene un efecto multiplicador de 2,9 (por cada empleo que se genera se pueden dar 1,9 en el resto de las actividades). Desde el punto de vista fiscal, con una presión del 17% del PBI, la mayor actividad generaría unos $1425 millones adicionales de recaudación.


FUENTE: LA NACIÓN