Política sobre cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. close

IMEPA



Novedades

Ver todas las noticias 07 Noviembre 2018

Un panadero y una nutricionista explican las virtudes de estas piezas y las razones que justifican su precio.

PANES DE MASA MADRE: CALIDAD SUPERIOR
Se le empieza a llamar "el pan de verdad". Cada vez es más común que las panaderías presenten entre su oferta de productos piezas elaboradas con masa madre, y también que los clientes las demanden. No obstante, algunos se quejan de su precio, más elevado que el de un pan tradicional. ¿Por qué es más caro? ¿Está justificado su precio?.

En una panadería artesanal se utilzan buenas harinas, agua y sal. La fermentación no se hace con levaduras industriales, sino dejando reposar la masa entre 24 y 48 horas. En los casos de las grandes superficies se aplica la levadura, que fermenta en una hora, y se pueden hornear miles de panes a la vez.

El resultado, aunque recibe el mismo nombre, no es igual. Se le llama pan, pero no tiene nada que ver con lo que es un pan bueno. Primero porque se le añaden mejorantes y acelerantes, por lo que es malo para el estómago, y segundo porque su vida útil es muy corta, y se queda duro enseguida.

En lo que se refiere al precio, las materias primas que se utilizan para elaborar un pan de masa madre son mejores y por lo tanto más caras.

En cuanto a su valor nutricional, una de las diferencias es que la fermentación lenta hace que el pan sea más fácil de digerir y que aporte mayor cantidad de vitaminas y minerales, con lo cual lo hace más nutritivo.

Fuente: DIARIOVASCO.COM