Política sobre cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. close

IMEPA



Novedades

Ver todas las noticias 24 Octubre 2017

Gastón Miño representará al país entre el 3 y 6 de febrero del próximo año en Paris

Argentina participará en el Master Mundial de Panadería
No es Lionel Messi, tampoco jugará en Rusia 2018, pero sí estará representando a la Argentina en un evento mundial. Gastón Miño, de 39 años de edad, asistirá al Master Mundial de la Panadería 2018 para competir con 12 candidatos de talla internacional. El evento se desarrollará entre el 3 y 6 de febrero del próximo año.

En la competencia incluyen  la pastelería gourmet, la cual se divide en tres especialidades: panificación nutricional, panificación artística y panificación gourmet (la parte dulce de la panadería). Esta última es la categoría en la que el argentino competirá con un representante de los EEUU, Taiwán, Canadá, una francesa y otra rusa.

Miño no viajará solo, él cuenta con su DT: Sergio González, quien es maestro panadero y tercera generación en la especialidad. Hace un año fue distinguido como miembro de la elite de la panadería durante su desempeño en la Copa Mundial. Es importante destacar que solo 20 personas tienen este título.

La prueba que deberá afrontar el oriundo de Chaco no será nada sencilla. Tendrá que elaborar 10 recetas diferentes en 8 horas, en las que será evaluado tanto técnicamente como en su presentación, sabor, y hasta las condiciones en las que deja el espacio de trabajo.

“Es una presión muy linda y una gran experiencia para los dos. En mi caso, es experiencia: ir a otro país, conocer otras culturas, otros productos, enriquecernos de conocimiento, más que nada. Y, obviamente, si tenemos la posibilidad de ser campeones, sería una satisfacción muy grande”, expresó Gastón en el suplemento Chaqueña sobre lo que sentía al representar a su país natal.


Fuentes: La Nación y Chaqueña